Llamanos
Whatsapp

¿Leasing vs Renting? Ventajas que ofrecen estas alternativas para adquirir un vehículo o una flotilla.

Conozca los beneficios que le ofrecen este tipo de contratos de arrendamiento para renovar su vehículo o flotilla y que su negocio continue operando

Con la situación económica del país, agravada por la pandemia, tomar decisiones como el cambio, o la adquisición de flotas ha sido uno de los rubros más “castigado” en las empresas.

Tratar de alargar la vida útil de las flotillas ya adquiridas, dándoles un buen mantenimiento no necesariamente es la mejor opción, ya que entre más antigüedad tenga un vehículo, más se deprecia, y el costo por mantenerlo funcionando será un gasto cada vez mayor.

Por otra parte, el crecimiento del comercio digital y las entregas a domicilio, como punto focal de las estrategias comerciales de las empresas, pone aun más presión sobre el buen funcionamiento de las flotillas.

Ante la necesidad de cambiar o renovar la flotilla, hay alternativas como el Leasing y el Renting, que son contratos de arrendamiento que le permiten a las empresas no atrasar esta decisión de cambiar o renovar su flota de vehículos, sin tener que realizar compras con altas inversiones iniciales.

Para saber cuál modalidad de arrendamiento es más conveniente es necesario conocer sus características, sus principales ventajas, qué diferencias existen entre ambas y cuál sería la mejor opción para cada tipo de negocio.

“En Grupo Q nos preocupamos por ofrecerle a nuestros clientes un servicio completo. Nosotros los asesoramos para que puedan elegir los vehículos más adecuados para su flotilla, también contamos con técnicos y expertos reconocidos a nivel mundial que supervisan los mantenimientos preventivos y correctivos que reciben sus unidades y adicionalmente los productos que utilizamos como llantas, baterías y aceites, todos son de primera calidad.

Pero eso no es todo, también les ofrecemos diferentes opciones de financiamiento para la adquisición de sus vehículos. Dentro de esas opciones contamos con este tipo de contratos de arrendamiento, que permiten a las empresas adquirir desde un Pickup para una Pyme, hasta una flotilla completa de camiones para una empresa de mayor tamaño.

Lo importante para nosotros es poder apoyar a nuestros clientes para que sus negocios puedan seguir operando de manera continua, asegurando la entrega de los productos y/o servicios que ofrecen, en momentos en los que sabemos que es vital disminuir al máximo los costos operativos, pero seguir generando la mayor cantidad de ingresos posibles.

Aquí los podemos asesorar y facilitarles toda la información de cada uno de estos modelos de contrato de arrendamiento, para que ellos puedan tomar la mejor decisión”, explicó Steve Fonseca, Gerente Comercial de Credi Q, Costa Rica. 

¿Qué es Leasing?

Es una modalidad de financiamiento, en la que se realiza un contrato de alquiler que incluye una opción a compra, de modo que una vez abonadas todas las cuotas, el arrendatario puede pasar a ser el propietario del bien, o si lo prefiere, solicitar una prórroga o extensión del plazo del contrato.

El contrato para el leasing es de un mínimo de 2 años con posibilidad de extenderse hasta por un máximo de 8 años en Costa Rica.

“Con el Leasing el bien está a nombre del usuario y el vehículo es registrado como un activo que se incorpora al balance de la compañía. Sin embargo, al no haber existido una compra o inversión, la capacidad de endeudamiento del usuario se mantiene 100% libre. En este caso el costo de depreciación del activo es algo positivo, ya que genera beneficios tributarios que pueden ser utilizados como escudo fiscal por el arrendatario”, explicó Steve Fonseca, Gerente Comercial de Credi Q, Costa Rica.

La cuota que se paga con el Leasing es variable, fluctúa de acuerdo con los intereses del mercado financiero y no incluye ningún gasto por el mantenimiento del vehículo. La cuota se cancela mensualmente.

¿Qué es Renting?

El Renting también llamado leasing operativo es un contrato o acuerdo de alquiler, sin financiamiento, que le permite al arrendatario adquirir el derecho a utilizar un bien nuevo, sin tener que comprarlo, por un tiempo determinado. El propietario del vehículo, no obstante, es la persona o empresa que lo suministra y no el cliente, quien firma el contrato de Renting como arrendatario.

“El Renting a diferencia del Leasing no es un producto financiero, por lo que no requiere de una entidad financiera que establezca el contrato. Esto último beneficia a las empresas, ya que no afecta su valoración de riesgos. El vehículo puede renovarse o cambiarse por otro, sin problema, durante el período de vigencia del contrato, solo se procede a hacer la devolución”, aclara Steve Fonseca, Gerente Comercial de Credi Q, Costa Rica.

El contrato del Renting, suele establecerse en períodos que van de 1 a 5 años. Una vez que ese plazo finaliza, el arrendatario debe devolver el bien que ha alquilado.

Sobre las cuotas en el Renting:

Con el Renting la cuota es fija durante todo el período del contrato y no se ve afectada por los cambios en las tasas de interés del mercado. La cuota en el Renting incluye todos los servicios adicionales como:

El 100% de esta cuota se registra como un gasto al tratarse de un arrendamiento operativo. “Aunque el Renting solía ser una modalidad más orientada a las empresas, hoy en día es más común que también las personas físicas recurran a Renting particulares, comentó Ernesto Vieto, Gerente de Mercadeo para Isuzu Costa Rica y El Salvador.