Llamanos
Whatsapp
Chat

Elementos clave para estimar el costo total de su flota y determinar cuándo es el mejor momento para renovarla

Hay algunas variables que se deben cuantificar y medir en el tiempo para poder determinar cuándo es el momento ideal para hacer un cambio o renovación de flota en una compañía, estos cálculos son fundamentales para identificar riesgos y determinar el ciclo de vida de los bienes, en este caso de los vehículos.

“ En tiempos tan retadores como los que vivimos, sabemos que las empresas buscan la manera de maximizar sus recursos y disminuir costos, por esta razón en Isuzu ofrecemos un apoyo adicional a las compañías, con asesoría y capacitación a través de nuestra plataforma Ventana Empresarial en la cual  generamos contenido de valor para la toma de decisiones en temas relacionados con el transporte, logística y movilidad, sabemos que estas operaciones son fundamentales en muchas industrias y temas como el manejo de flotas es fundamental para muchos sectores productivos”, explicó Ernesto Vieto, Gerente de Mercadeo Regional Isuzu.

El asesor MBA M.Sc. Ing. Marco Arias Vargas, consultor internacional de empresas y profesor universitario, con amplia experiencia gerencial en puestos de gerencia general, dirección financiera y dirección de “Supply Chain”, es uno de los expertos de la plataforma Ventana Empresarial de Isuzu y desde su perspectiva explica a las compañías la importancia de tener muy claro el concepto de Costo total de la propiedad (TCO por sus siglas en inglés) y los beneficios que puede generarle a las compañías. Para el especialista este un indicador real de cuánto le cuesta a una empresa tener un bien, en este caso la flota vehicular y determinar el ciclo de vida de estos bienes, para determinar cuándo es recomendable hacer un cambio. Uno de los campos en los que se ha aplicado TCO a nivel mundial es en la evaluación de flotas. 

“La correcta utilización del TCO le puede ayudar en la toma de decisiones, para llevar un control fluido de como debe gestionarse una flota para tener beneficios financieros en una compañía. A la hora de tomar decisiones no debemos solo mirar el precio de compra de cada camión, por ser bienes productivos, para que nos generen el rendimiento esperado”, explica Arias.

Importancia del ciclo de vida de un vehículo

El tiempo de vida útil de un bien como un vehículo depende de distintos factores, algunos propios de la empresa como el kilometraje que se recorre o la forma en la que manejar el conductor; otras dependen del fabricante y la confiabilidad de esa marca. También algunos factores del mercado como el precio de reventa, algo que depende de la oferta y demanda.

Existen varios métodos para tomar decisiones de cuándo adquirir o renovar flota, pero es importante que cada compañía contemple el ciclo de vida completo del vehículo.

Según Arias, en el TCO hay dos tipos de costos, algunos son muy básicos que es muy común que las compañías los tengan registrado en su contabilidad, como la depreciación real (la que el mercado paga por el precio de reventa) que se puede conseguir en distintas fuentes. Están los costos financieros que incluye el costo del dinero, independiente de la forma en la que decidamos adquirir el vehículo por leasing o financiados, ese costo varía en el tiempo y es importante contemplarlo en el ciclo de vida del vehículo. Dependiendo de la estrategia financiera, también hay un escudo fiscal, que es un beneficio y se debe tomar en cuenta. Hay otros como el costo de seguros y el consumo de combustible que es de los más variables y depende de la cantidad de kilómetros que se van a recorrer, así como el mantenimiento (desde un concepto preventivo) y las reparaciones.

“Otros factores que no son tan fácil de cuantificar, pero afectan el costo, también deben ser contemplados como la obsolescencia tecnológica, no es lo mismo un vehículo que venga muy bien tecnológicamente con impacto positivo ambiental que otro que no lo tenga, los costos por un camión varado (esto implica un tiempo de espera, grúa y hasta afectación a la imagen de la compañía) y la motivación de los empleados  al usar un vehículo más nuevo que uno usado”, aclaró el experto.

Una vez calculados esos costos, el ingeniero recomienda que se debe sensibilizarlos, es decir, valorar el impacto de qué sucede si cambian algunas variables, qué pasa si suben tasas de interés, si suben los costos de combustible, principalmente ahora con las condiciones de la economía hay más incertidumbre y es importante determinar riesgos.

En resumen, hay dos etapas importantes para determinar el ciclo de vida de un vehículo, en primer lugar son uno calcular el TCO y segundo sensibilizar esos datos. Para las empresas estas cifras son más que indicador para compra de flotilla, esta información puede ser clave para el desempeño, son números que podemos estar monitoreando, permiten establecer metas para la compañía y obtener beneficios positivos. Este tema es parte el contenido que comparte Isuzu de manera gratuita en su plataforma Ventana Empresarial, para orientar y asesorar a las empresas en temas de economía, logística y negocios, para más información puede ingresar al siguiente enlace: https://www.isuzucr.com/video-blog/